Sexo con orina y defecación

Sexo con orina o lluvia dorada

Orinas sobre el cliente
Sexo con orina es la técnica sexual más segura para ti; tienes que orinar sobre el cliente. Puede ser en la cara, en la boca o en el pene.
Prepárate (porque no todo el mundo puede orinar a petición):

  • Procura tener el sitio adecuado – el baño o un lugar embaldosado
  • Bebe mucha agua
  • Introduce justo antes de la cita un nuevo tampón/compresa si tienes la regla.

¿Qué hacer si no puedes?

  • Deja gotear el grifo
  • Deja que el cliente te haga cosquillas en la zona lumbar, justo encima del inicio de la hendidura glútea o haz otra cosa que te estimule para ir al baño.

Un consejo para excitar aún más al cliente:

  • Deja que la orina salga poco a poco.


El cliente orina sobre ti
Llega a acuerdos claros sobre lo que permites y lo que no.
Boca
Orina que entra en la boca sólo es un riesgo para contraer VIH y otras ETS si la orina está claramente mezclada con sangre; la orina no será amarilla sino rosa rojiza.
Vagina
Lo mismo se aplica en caso de entrar orina en la vagina.
Pero procura que la orina no entre en contacto con la vagina. Los ácidos de la orina pueden alterar fácilmente la flora natural de la vagina. De este modo se puede dañar la mucosa vaginal, aumentando la probabilidad de contraer una ETS.
Piel
El contacto entre la orina y la piel no supone ningún riesgo para contraer el VIH u otras ETS.
Procura lavar la zona que ha estado en contacto con la orina.

Sexo con defecación, coprofilia o scat

Un pequeño grupo de clientes encuentra excitante el sexo con defecación. La oferta no es muy habitual en la prostitución. Es bastante especializada, debes saber lo que haces y, ante todo, no debe suponer un problema para ti realizar esta práctica.

Seguro
En el sexo con heces, se aplican las mismas reglas que para el sexo seguro. En otras palabras, practicar sexo vaginal, anal y oral con preservativo.
La coprofilia es segura para ETS si las heces no están mezcladas con restos visibles de sangre.

No ingerir las heces
Las heces son, aparte de comida digerida, una gran masa de bacterias. No recomendamos la ingestión de heces. Podrías enfermar gravemente.
Los parásitos intestinales de otra persona en tu cuerpo son difíciles de tratar. Como consecuencia, puedes tener molestias intestinales durante mucho tiempo.

Hepatitis A y B
Si entran las heces de otra persona en tu cuerpo, puedes contraer la hepatitis A y B. Puedes vacunarte para ello.

 

Delen