Juguetes sexuales

Hay juguetes sexuales de todo tipo, tamaños y colores. Para sexo vaginal y anal. Vibran, giran, son hinchables, de caucho, con muelles o con cuentas.

Los juguetes sexuales más comunes son:
Consolador – suelen tener la apariencia de un pene, se utilizan para una penetración simple (hipervínculo: penetración) a tu cliente o a ti misma
Arnés con consolador – para que puedas practicar sexo con el cliente
Vibrador – en diferentes formas, vibran y giran, hacen ruido y se iluminan, se pueden utilizar con el cliente o para ti misma
Buttplug o consolador anal – un tapón anal que suele estar hecho de caucho para introducir en el ano La forma de un buttplug o tapón anal es importante: el extremo es redondo y más ancho que el resto, para evitar que el tapón anal no se introduzca totalmente en el ano
Látigos – con tiras de cuero o plumas, para hacer cosquillas suaves o para pegar fuerte

Consejo:
Realiza un espectáculo con un vibrador. Decide tú misma lo que haces, hasta dónde quieres llegar. Tu cliente se excitará. Si quieres evitar contacto físico, un espectáculo con vibrador es una buena alternativa.

Limpieza

Las recomendaciones más importantes son:

  • Coloca siempre un preservativo en el consolador o vibrador
  • Limpia el juguete sexual siempre después de cada uso con el cliente
  • Lávalo con agua y jabón
  • Enjuágalo y déjalo secar
  • Sumerge el juguete sexual en un producto desinfectante - muchas veces una parte del vibrador no es resistente al agua. No sumerjas el juguete totalmente.
  • Lava los juguetes de cuero con agua y jabón, y desinfecta con alcohol de 70º - el cuero se mantendrá más flexible
  • Desinfecta los juguetes de metal con alcohol de 70º.
Delen