Practicar sexo

El sexo vaginal se puede practicar en infinidad de posiciones.

En la prostitución las posiciones más frecuentes son:

  • Debajo – el ‘Misionero’
    Te tumbas boca arriba y no tienes que hacer mucho movimiento. Una posición fácil.
  • Arriba – Encima
    Tú tienes el control del ritmo y de la profundidad de la penetración del cliente. Si tu cliente es grande o pesado, esta posición es muy agradable.
  • A lo perrito – ‘Estilo del perrito’
    Esta posición casi siempre causa un orgasmo rápido en el cliente. Puede penetrar profundamente. Procura poder mover las caderas, para que no te penetre demasiado profundo.
    Desventaja: no ves lo que hace el cliente con el preservativo.

Usa siempre un preservativo con lubricante con base acuosa o de silicona.
Ponte el preservativo inmediatamente. Incluso con ‘sexo en seco’ puedes contraer una ETS.

Sexo anal


El sexo por el culo o “hacer un griego” son sinónimos de sexo anal.
El sexo anal se puede realizar en diferentes posiciones de la misma manera que el sexo vaginal. Las más frecuentes son:

  • Debajo
    Estás boca abajo o boca arriba. Si levantas las rodillas cuando estás boca arriba, contraerás menos el ano.
  • Arriba – Encima
    Tú tienes el control del ritmo y de la profundidad de la penetración del cliente.
  • A lo perrito – ‘Estilo del perrito’
    Si acabas de iniciarte en el sexo anal, ésta es una buena posición. El ano está en posición recta y el pene puede entrar fácilmente.

Antes de empezar con sexo anal

Procura tener experiencia con sexo anal antes de practicarlo en tu trabajo. Practica primero con alguien en quien confíes, como tu pareja sentimental.

Debes ir progresando lentamente. Aprende a relajar el esfínter, para que el pene o el consolador puedan entrar con más facilidad.
Limpia bien el ano. Enjuaga bien con agua.

Utiliza siempre un preservativo y suficiente lubricante. El ano no se lubrica solo, como es el caso de la vagina.

Atención!

No practiques sexo vaginal inmediatamente después de practicar sexo anal. Cambia primero el preservativo.
Las bacterias intestinales pueden entrar en la vagina a través del pene y causar infecciones.

Delen