Salón de masajes

En un salón de masajes estás con tus compañeras en una sala de recepción. Suele haber un mostrador donde los clientes piden lo que quieren.

El cliente acompaña a la chica que está disponible, o espera a una chica de su elección. Tendrás que ser buena haciendo masajes ‘normales’ y saber bien cómo puedes masajear de forma especial, como Reiki, Piedras calientes o Tantra.
Los salones de masajes ofrecen sexo aparte del masaje normal, por ejemplo, con ‘Happy Ending’.
Puedes acordarlo con el cliente.

Prostitución

Si practicas sexo con un cliente en un salón de masajes a cambio de dinero, significa que se trata de prostitución. El sexo no es sólo vaginal o anal sino también:

  • Masturbar
  • Introducir un dedo en el ano
  • Masajes cuerpo a cuerpo
  • Sexo oral

Licencia

Ofrecer sexo en un salón de masajes durante o después del masaje, se considera prostitución. El salón de masajes es una empresa de sexo. Eso significa que es necesaria una licencia del municipio. Tú necesitarás un permiso de residencia y tendrás que ser mayor de 18 años.

Precios

Los precios cambian según el salón de masajes. A menudo se indican las tarifas en una lista en la pared.
​La oferta de sexo no se suele incluir en la lista de precios.

Ventajas de trabajar en un salón de masajes:

  • No tienes que practicar sexo vaginal ni anal
  • Hay mucha demanda de masajes eróticos; tendrás muchos clientes.

Desventajas de trabajar en un salón de masajes:

  • Si el salón de masajes no tiene licencia, trabajarás ilegalmente
  • Un buen masaje es un trabajo físicamente exigente.    
Delen