Servicio en casa

Recibes a los clientes en tu propia casa.

Puedes captar a tus clientes a través de Internet, por ejemplo. Los servicios en casa son sobre todo recomendables si no tienes demasiadas citas, por ejemplo, dos a tres clientes a la semana.
Si recibes una gran cantidad de hombres en tu casa, puede llamar la atención.

Seguridad
El servicio en casa tiene riesgos. No trabajas con compañeras. En caso de clientes nuevos, no sabes qué tipo de persona es.
Hay dos maneras para tener más seguridad:

  • Procura que haya siempre alguien más en casa cuando recibas a los clientes. Esa persona podrá actuar si es necesario.
  • No des nunca enseguida tu dirección completa a un cliente, sino que envíalo primero a un determinado lugar cerca de tu casa. Cuando el cliente llegue a ese lugar y te lo describa, indícale cómo llegar a tu casa.

Licencia

Si recibes clientes en tu casa, trabajarás como autónoma. Pero incluso el servicio en casa requiere hoy en día una licencia, dado que captas clientes a través de un anuncio o a través de Internet. Se considera la ‘explotación de una empresa’.

Los requisitos para obtener una licencia dependen del municipio.

Si presentas una solicitud para montar un servicio en casa, o una ‘empresa de sexo’ en una vivienda en un barrio residencial, la probabilidad de obtener una licencia es pequeña.

Precios

Tú misma determinas lo que quieres ganar.

Los precios para los servicios en casa difieren bastante; desde 50 € por una media hora hasta muy superior a 100 € por hora.

Ventajas de los servicios en casa:

  • Eres tu propia jefa para todo
  • No tienes que pagar un lugar de trabajo
  • No tienes gastos de transporte ni pierdes tiempo en el traslado
  • Puedes crear tu propia lista de clientes fijos.

Desventajas de los servicios en casa:

  • Permites a un extraño entrar en tu propia casa
  • El vecindario puede reaccionar de forma negativa
  • Si alquilas la casa, el dueño puede tener problemas con tu profesión
  • No tienes compañeras cerca.
Delen