Trata de seres humanos y explotación

¿Trabajas contra tu voluntad en la prostitución, o conoces a alguien en esta situación?
¡Pide ayuda!

Coerción
Puede ser que te obliguen a trabajar en la prostitución y te exploten.
Por ejemplo, en alguno de los siguientes casos:

  • Tienes que realizar un trabajo distinto del que te prometieron que harías
  • Eres menor de 21 años de edad y trabajas en la prostitución
  • Estás obligada a trabajar en la prostitución, por ejemplo, porque alguien arregló este trabajo para ti, o a través de un 'loverboy'
  • No tienes permiso legal de permanencia en los Países Bajos y la persona para quien trabajas amenaza con denunciarte
  • No tienes tu propio pasaporte o tu propio documento de identidad
  • Tienes que entregar todo o la mayor parte del dinero que ganas
  • Tienes que seguir trabajando aun cuando estás enferma
  • Tienes que pagar una deuda elevada a la persona para quién trabajas
  • No puedes decidir dónde trabajar o residir
  • Tienes que trabajar siempre en lugares diferentes y con frecuencia no sabes donde estás
  • No puedes trasladarte por cuenta propia desde tu domicilio a tu lugar de trabajo y viceversa
  • No puedes hacer las compras o comprarte ropa por tu propia cuenta
  • Te maltratan, chantajean o amenazan, o lo hacen con tu familia
  • Trabajas bajo malas circunstancias
  • Te obligan a practicar sexo no seguro
  • Te obligan a realizar determinadas prácticas sexuales
  • No puedes rechazar a ningún cliente
  • Tienes que trabajar horas largas (más de 8 horas al día y sin pausa)
  • Tienes permiso para descansar sólo después de haber ganado una cantidad mínima de dinero o de haber tenido un número mínimo de clientes

Si tú, o alguien a quien conoces, se encuentra en una de estas situaciones, es posible que sean víctimas de la trata de seres humanos y de explotación.
¡No dejes que esto suceda, pide ayuda!

Dónde pedir ayuda
Puedes acudir a los asistentes sociales de tu lugar de residencia, ellos también pueden remitirte al Centro de Coordinación para la Trata de Seres Humanos [Coördinatiecentrum Mensenhandel (CoMensha)] .

Esta fundación independiente organiza alojamiento para las víctimas de la explotación y de trata de personas.
Todo lo que dices será confidencial.
Por correo electrónico: info@comensha.nl, o por teléfono: 033 – 448 11 86 (lunes a viernes, de 9.00 a 17.00 horas). Se ofrece información en neerlandés o en inglés.

También puedes recurrir a la ayuda de la policía (0900-8844). En los Países Bajos se puede confiar en la policía. El permiso de residencia se solicita en la policía.
Si tienes dificultades para acudir a la policía, pídele ayuda a un asistente social, los asistentes sociales pueden informar a la policía acerca de tu situación.
Si conoces un caso sobre explotación o trata de seres humanos, pero no te atreves a dirigirte a la policía, puedes llamar de forma anónima al centro de denuncias anónimas Meld Misdaad Anoniem (en Inglès) en el teléfono 0800 – 7000.

¿Cuáles son tus derechos como migrante cuando eres víctima?
También sin un permiso legal de residencia o de trabajo puedes hacer una denuncia si eres víctima de la trata de seres humanos o de explotación. Puedes hacer uso del reglamento neerlandés B8.
Con arreglo a este reglamento tienes derecho a:

  • Tres meses de plazo para decidir si quieres hacer una denuncia. Pero durante este periodo también puedes cooperar en la búsqueda y persecución de los sospechosos. Durante el plazo de tres meses que tienes para tomar una decisión no eres expulsada del país
  • Un permiso de residencia temporal cuando haces una denuncia o cooperas en la búsqueda y persecución de los sospechosos. Recibes el permiso por el tiempo que se necesite para la búsqueda, persecución y enjuiciamiento de los sospechosos
  • Acogida, prestación y apoyo médico durante tu residencia legal en los Países Bajos
  • También tienes derecho a trabajar en los Países Bajos mientras dure el permiso de residencia

¿Qué tienes que tomar en cuenta?

  • ¿Tienes todavia tu pasaporte? Guárdalo contigo en un lugar donde siempre lo tengas a mano
  • Evita depender del patrón para tu alojamiento. Siempre ten un lugar a donde poder ir en caso necesario

Atención con los ‘loverboys'
Es posible que también seas víctima de un `loverboy’. Un loverboy es simplemente un proxeneta.
En los Países Bajos el loverboy (o proxeneta) es una figura muy conocida. Al comienzo te tratan muy bien, pero lo que en realidad quieren es explotarte. Primero te engatuzan con regalos y gestos atentos hasta que te enamoras.
Después te obligan a trabajar en la prostitución. No solamente en los escaparates o en los servicio de escort, también en una vivienda. Además, como te chantajean y amenazan, no te atreves a pedir ayuda o a hacer una denuncia. Un loverboy/proxeneta te puede obligar a contratar un préstamo o llevar drogas.
En resumen, hay muchas maneras diferentes por las cuales puedes resultar víctima de un loverboy/proxeneta.

Más información
Para tener más información sobre los derechos de las víctimas de la trata de seres humanos (el reglamento neerlandés B9) consulta el enlace: www.ind.nl (en Inglès)

Delen